Un Géoparc mondial de l'UNESCO est un territoire doté d'un patrimoine géologique exceptionnel en raison de sa valeur scientifique, didactique et esthétique. Ce territoire dispose d'une structure de gestion solide qui garantit la participation des citoyens et s'engage dans une stratégie de développement socio-économique durable qui inclut la promotion et la conservation des valeurs naturelles et culturelles du territoire. 

En 2018 ce sont il y a 140 Unesco Global Geopark en réseau dans plus de 30 pays. Pour adhérer à ce réseau, le territoire candidat doit démontrer qu'il fonctionne déjà de facto comme un géoparc, c'est-à-dire qu'il doit remplir certaines conditions et effectuer des travaux avant la préparation de la candidature. Nous présentons ci-dessous un résumé en espagnol des conditions préalables à réunir  ainsi que des informations sur la stratégie de préparation de la demande. 

 

VOUS TROUVEREZ CI-DESSOUS LA DESCRIPTION DU PROCESSUS DE CANDIDATURE ET LES FICHIERS NÉCESSAIRES: 

UNESCO


Condiciones y tareas previas a la presentación de la candidatura

Gestionar un geoparque de la UNESCO como proyecto de desarrollo sostenible en un territorio implica establecer compromisos de larga duración entre agentes sociales, económicos y científicos e integrarlos en un proyecto común. 

Una parte del éxito de los geoparques se encuentra en la capacidad de colaboración de territorios muy diversos entre sí pero con objetivos y metodología de trabajo comunes, que permiten utilizar herramientas derivadas del trabajo en red y el apoyo de instituciones como la UNESCO, como por ejemplo, las reuniones periódicas de geoparques, los grupos de trabajo temáticos o las herramientas de comunicación de la Red Global (web, publicaciones, etc.). Estos son los recursos a los que accede un territorio cuando es declarado geoparque.

En la etapa de geoparque aspirante el territorio debe funcionar de facto como geoparque sin estar integrado en la Red Global. Esto significa que, aunque no tiene acceso a la mayoría de las herramientas citadas anteriormente, puede contar con asesoramiento de expertos de geoparques nacionales o de otro país y con las herramientas de formación de la Red, por ejemplo, los congresos anuales de geoparques abiertos al público, el Curso Intensivo de gestión de geoparques  (que se celebra en el Geoparque de Lesbos cada verano) o diversos cursos y talleres temáticos que ofrecen algunos geoparques.  No obstante, la comunidad que pretende establecer un geoparque se encuentra en la tesitura de tomar unas decisiones y organizar unos recursos en diversos ámbitos a partir de las directrices de la Red y de UNESCO, que no aportan, en algunos casos, la información suficiente.

Las condiciones y tareas de un geoparque aspirante se organizan en los ámbitos que se especifican a continuación.


Misión, visión y objetivos estratégicos del geoparque

Se considera que la misión de un geoparque aspirante es una declaración, por parte de su equipo gestor, de su razón de ser en el sistema social en el que actúa, del objetivo central de lo que la organización pretende hacer y para quién lo va a hacer. La misión debe dar respuesta a una demanda de la sociedad local, que incluya las voces de todos los actores sociales.

La visión de un proyecto geoparque se puede concebir como el conjunto de ideas que configuran el marco de referencia de la meta que quiere alcanzar como estrategia de sostenibilidad. Se considera fundamental que se defina la visión del equipo gestor del proyecto para saber cuáles son los valores y la conducta que le van a guiar hasta la meta. 

Los objetivos estratégicos son las metas generales que la organización gestora del geoparque espera alcanzar  en el desarrollo de su misión y visión. Estos objetivos deben ser alcanzables y medibles. Se propone que se establezcan los objetivos estratégicos para los siguientes ejes de actividad:

Eje 1. Investigación científica en el territorio del geoparque (Ciencias de la Tierra, ecología rural, sostenibilidad)

Eje 2. Geoeducación. Alfabetización en Ciencias de la Tierra incluyendo la valorización del patrimonio abiótico y los riesgos derivados de procesos geológicos. 

Eje 3. Educación para la sostenibilidad social, económica y ambiental.

Eje 4. Turismo sostenible. 

Eje 5. Otras actividades económicas con valor añadido (asociado a la identidad del territorio del geoparque), especialmente productos agroalimentarios, artesanales y pequeños productores locales, pero también productos culturales (teatro, música, literatura, leyendas, folclore).

Estos objetivos especifican cómo se adapta el concepto de geoparque a las necesidades de sostenibilidad de un territorio con unas características geográficas, geológicas,  ecológicas, ambientales, sociales y económicas determinadas.

La misión, la visión y los objetivos estratégicos facilitan la construcción de un proyecto de geoparque aspirante que sea diferente de otros geoparques y, por lo tanto, sea valioso para la Red Global.


Condiciones de un geoparque aspirante

Ámbito geográfico:

Debe ser un territorio geográficamente significativo (razones históricas/geológicas), conexo y bien delimitado. 

Un geoparque no debe establecerse en lugares con poca población y sin memoria histórica. Tampoco debe estar de otro geoparque si el discurso es demasiado parecido. 

Si en el mismos territorio existe otra figura de la UNESCO, el geoparque aspirante deberá obtener la autorización de dicha figura previa. 

Actualmente, no hay una normativa específica sobre el tamaño de un geoparque. Existen territorios que abarcan un rango de menos de 90 km2 (Geoparque de la Costa Vasca, España) hasta superar los 4.000 km2 (algunos geoparques en Alemania y China). Se considera que por debajo de este rango no habría suficiente población para mantener una actividad económica sostenible , mientras que por encima no sería fácil gestionar el territorio de forma integrada. 

Geodiversidad y patrimonio geológico:

Debe emplearse una metodología estándar de valorización del patrimonio geológico, a partir del inventario de la geodiversidad. Esta puesta en valor debe incluir la valorización que tienen los habitantes de su propio patrimonio.

Hay establecer criterios para medir el valor del patrimonio y compararlo con el de otros geoparques vecinos. 

La gestión del patrimonio geológico abarca diversas facetas: geoconservación, geoturismo, educación, divulgación, promoción de productos locales, etc., con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes del Geoparque. Por lo tanto, la calidad de la gestión dependerá de las expectativas y del grado de implicación de los propios habitantes

Patrimonio no geológico:

  • Integración de los valores no geológicos en relación a la identidad del territorio. Patrimonio natural  y cultural (material e inmaterial).

Investigación:

  • Criterios de prioridad de investigación.
  • Protocolo de buenas prácticas en investigación.

Protección de geositios y geozonas: 

  • Protección  efectiva compatible con los usos  de los recursos patrimoniales (científico, didáctico, turístico). 
  • Indicadores de protección efectiva.  

Geoeducación y educación ambiental:

  • Estrategia de "geoalfabetización".
  • Estrategia  de educación por edades y para docentes.

Geoturismo (s.l.):

  • Integración de todos los tipos de turismo sostenible
  • Plan de interpretación integral del geoparque (para residentes y para visitantes).
  • Estrategia de turismo geológico

Productos locales con valor añadido:

  • Problema de la artesanía de materiales geológicos.
  • Control de calidad y sostenibilidad.
  • Estrategia de márquetin para geoparques

Estructura de gestión del geoparque:

  • Equipamientos y servicios suficientes para el funcionamiento de un geoparque aspirante. 
  • Integración de la sociedad civil y del sector privado en la estructura de gestión. 
  • Competencias de los recursos humanos.  Incluye preparación para networking nacional e internacional. 
  • Estrategia de comunicación. Comunicación con los gestores del territorio.
  • Plan Director del geoparque. Incluye evaluación continuada, indicadores de resultados (sociales, económicos y ambientales) y auditorías. 
  • Integración en los grupos de trabajo de la Red (Networking).

 

POCH Joan

UAB, Barcelona, Spain